Actualmente, la tecnología se ha incorporado tanto a la vida de las familias que es normal usar los dispositivos electrónicos desde que nace el bebé. El internet, los teléfonos celulares, la televisión y las tabletas son una herramienta para el desarrollo de los niños, sin embargo hay un debate en torno al tema.

El uso como herramienta…
Aunque la AAP (Asociación Americana de Pediatría, por sus siglas en inglés) recomienda evitar tablets, celulares, computadoras y televisión antes de los 2 años, a partir de esa edad la AAP sugiere interactuar con estas herramientas pero siempre en compañía de un adulto.

Expertos, como Luisa Coto, educadora con Maestría en Tecnología Instruccional y autora del libro Technology and Digital Media in the Early Years, menciona que se trata de que los pequeños se integren con la tecnología, pues vivimos en tiempos en donde nacen inmersos en ella. Pero puntualiza que el trabajo de los papás consiste en enseñarles a tener un buen uso de ella y procurar supervisar siempre cómo la usan.

Lo que debemos cuidar…

El Instituto para el Aprendizaje y Ciencias del Cerebro de la Universidad de Washington (I-LABS) recomienda evitar las rutinas en donde las tablets sean la última actividad del niño antes de acostarse. Esto porque retrasan la aparición del sueño de los niños y reduce su calidad.

Otro punto importante es no tener la televisión encendida como ‘ruido de fondo’ en el día a día ya que esto puede ser perjudicial para el juego de los niños, además de que inhibe la interacción con otros niños.

Además, hay que estar pendiente del tipo de contenidos a los que tienen acceso los niños y mantener el equilibrio entre las actividades en el ‘mundo real’, con las del entorno digital.

Las recomendaciones
La tecnología no debe reemplazar las interacciones humanas ni funcionar como un distractor para los bebés mientras los papás están ocupados, sino convertirse en un medio para que ellos se relacionen con el mundo. Por lo que te sugerimos:

  • No premiar con dispositivos electrónicos: La AAP pide evitar a toda costa utilizar los juegos con tablets, computadoras y celulares como motivador principal para que los niños realicen alguna actividad.
  • No tomar la tecnología como referente de la realidad: Mostrar a los niños las actividades físicas que pueden realizar en espacios abiertos y que distan mucho de lo que se ‘vive’ en las pantallas.
  • Interactuar con los pequeños: No dejar a los niños solos cuando interactúen con un dispositivo electrónico, esto para tener mayor seguridad de los contenidos que ven, así como para guiarlos con juegos o actividades digitales que aporten a su desarrollo cognitivo.
  • Usar juegos acordes a la edad del pequeño: Para cada etapa del desarrollo del niño hay habilidades que debes impulsar, como la identificación de colores o palabras, por lo que te recomendamos ubicar en cuál está tu hijo y buscar herramientas para fortalecerlas.

Un estudio publicado por Lancet Child & Adolescent Health

[https://www.thelancet.com/journals/lanchi/article/PIIS2352-4642(18)30278-5/fulltext]

, señala que los niños que usan dispositivos electrónicos menos de dos horas al día obtuvieron mejores resultados en pruebas cognitivas relacionadas con su pensamiento, lenguaje y memoria, siempre y cuando cumplan con las horas de sueño necesarias y la actividad física conveniente.

Los expertos recomiendan al menos una hora de ejercicio físico y pasar entre 9 y 11 horas de sueño cada noche. Con estos dos puntos cubiertos, el uso de la tecnología por no más de dos horas su desarrollo cognitivo puede ser incluso superior al promedio.

El debate seguirá existiendo, pero tomando en cuenta estos puntos, tú puedes hacer la diferencia con tu hijo y utilizar la tecnología a tu favor.

BOXIES TIP

La curiosidad de tu hijo es natural y tú puedes impulsar a que conozca su entorno a través de Alpha Box pues, además de enseñarle vocales y canciones -que fomentan su desarrollo lingüistico-, se complementa con las cajas y tarjetas físicas, logrando el equilibrio perfecto.

FUENTE: Instituto para el Aprendizaje y Ciencias del Cerebro de la Universidad de Washington (I-LABS), The Lancet, Child & Adolescent Health, Academia Americana de Pediatría y el libro Digital Media in the Early Years, autor Luis Cotto, Ed. Routledge, Nueva York, 2015.